Encuentra tu trabajo ideal aun sin vacantes disponibles

En plena crisis de desempleo sabemos que es complicado encontrar el trabajo de tus sueños, además de la creciente competencia laboral, crisis económica global y un mercado laboral deprimido, sin embargo, siempre habrá nuevas formas que puedes aplicar para poder ser el candidato que las empresas están buscando.

A continuación, te compartimos la metodología que te ayudará a postularte para el trabajo que buscas aun cuando no tengan publicada una vacante o te encuentres con un mercado laboral cauteloso a la hora de contratar.

1. Define lo que quieres antes de solicitar un empleo

Inicia por definir lo que quieres hacer y dónde quieres hacerlo. Un error muy común es que por la desesperación de encontrar un trabajo aplicamos a cualquier vacante que este medianamente cercano a nuestra experiencia.

Considera que tus estudios profesionales te pueden llevar a diferentes rumbos, es decir, si tu profesión es la psicología, podrías aplicar a Recursos Humanos, Marketing, Investigación de Mercados, Educación, Salud Clínica, Coach o terapias, entre otros, pero debes identificar cuál sí quieres, y más aún, para que sí eres bueno. Debes apostarle sí a lo que gusta, pero sobre todo a tus fortalezas.

Para que una propuesta de trabajo no solicitado funcione debes tener plena claridad de lo que quieres hacer (con experiencia probada) y dónde has trabajado.

En este punto, además, necesitas poder vender, de forma eficiente lo que sabes y aquello que te hace único para que dicha organización te haga caso.

2. Organiza tus opciones y pule tu propuesta de valor

En este punto tienes que conocer tus opciones. A diferencia de cuando aplicas a una vacante, en este caso tendrás que contactar a aquella persona que tenga poder de decisión sobre el tema.

Busca en las canales de comunicación de la empresa los datos de contacto del director del área que te interesa o contáctalo a través de Linkedin. Toma en cuenta que en caso de no recibir una respuesta favorable debes tener listas otras opciones.

No olvides que deberás estar informado sobre qué hace la empresa y su trayectoria y estar al tanto de sus novedades para poder plantearles propuestas de cómo tu presencia les beneficiaría.

3. Solicita el empleo

Una vez que tienes claro cuál es tu área de intereses deberás solicitar el trabajo.

Un error común es “vendernos” como los solucionares milagrosos de conflictos y ser soberbios con la poca o mucha experiencia previa que tenemos. Recuerda que estás recurriendo a esta medida porque tienes muy claro lo que quieres hacer, cómo lo harás y cuál es la principal virtud que expondrás.

Deberás redactar una carta bien estructura, sencilla y que siga esta estructura: tú (la empresa), yo (tú quien quieres el trabajo), y nosotros (lo que pueden hacer juntos).

El primer párrafo debe ser corto, de máximo tres líneas, diciendo lo que te gusta de la empresa y del área específica que te llama la atención.

Luego vas al punto interesante, venderte, hablar de ti, de tu trabajo hasta el momento y que consideres muy atractivo para el usuario.

Finalmente, habla del trabajo que podrían lograr juntos, aquí debes ser claro en qué quieres que te otorguen una entrevista.

Al final, coméntales que estarás en contacto y que estarás en espera de una respuesta.

Reglas de oro

Una vez que enviaste el primer correo espera un lapso de dos semanas para escribir otra vez si no te contestan. Y luego una más después del segundo correo. Y así hasta el tercero. Después puedes arriesgarte cada tercer día por una semana, pero nada más. Se trata de conseguir una entrevista, no de quedar boletinado. Si te dicen que no desde el primer correo, no insistas y agradece la respuesta.

Lo más importante de todo es ser OPTIMISTA, recuerda que deberás ser paciente y esperar lo mejor, según los expertos la tasa de efectividad de esta práctica es del 40% (Porot, 2013). Así que ponlo en práctica y ¡que tengas mucho éxito!

Nota original publicada en Medialab_UP

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *