¿Retener o mantener al personal?

La crisis económica derivada de la pandemia ha colocado a las empresas mexicanas en la disyuntiva de conservar su plantilla laboral en espera de la normalización de actividades o despedir a empleados para sobrevivir. Hasta el momento, un 42% ha logrado mantener intacta su nómina, mientras que 33% ha recurrido al recorte de plazas. Esto derivado del impacto que sufren las compañías por la crisis sanitaria.

Trabajo a distancia y el regreso a la oficina

Antes de la pandemia, el 60% estaba más en contra que a favor del teletrabajo, pero actualmente el 91% desarrolla sus actividades a través de esta modalidad y otras prácticas digitales; y solo 6% sigue en contra de él.

Este paso obligado a la digitalización ha puesto a los líderes empresariales a replantear la dinámica laboral y el espacio físico, en línea con las medidas oficiales para frenar los contagios de Covid-19 y en busca de los mecanismos que les permita retomar la normalidad en sus actividades.

Los desafíos para Recursos Humanos

Al igual que los cambios obligados en la sociedad por la pandemia, las áreas de Recursos Humanos enfrentarán nuevos desafíos, como evitar la fuga de talento, adaptar sus procesos de preselección y selección, así como el seguimiento y control de los empleados.

Para ello, 8 de cada 10 empleadores considera programas de capacitación en línea como la mejor opción, por encima de conferencias presenciales y redes sociales.

Nota original publicada en Forbes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *